Av. 9 de Julio, Buenos Aires

La 9 de Julio, avenida histórica

La tradicional arteria que homenajea a la declaración de la Independencia de la Argentina es un ícono de la Ciudad de Buenos Aires. Sus orígenes, medios de transporte, edificios paradigmáticos y acontecimientos.

La avenida 9 de Julio es un ícono de Buenos Aires que, con su nombre dedicado al día de declaración de la independencia de la Argentina, es paso obligado para todo aquel que quiera llevarse una imagen típica porteña.

La ley N° 8.885 que permitió su construcción fue de 1912 pero se inauguró recién en 1937, bajo la presidencia de Agustín P. Justo, con un trazado de cinco manzanas, desde Bartolomé Mitre a Tucumán. Su creación previó el crecimiento del distrito y estuvo en línea con la ampliación de otras arterias como la avenida Corrientes que para su inauguración ya había ensanchado sus primeras cuadras.

//mapa.buenosaires.gob.ar/#
//mapa.buenosaires.gob.ar/#

Considerada por muchos como “la avenida más ancha del mundo”, lo cierto es que tiene un ancho de 140 metros y en su recorrido une los barrios de Constitución y Retiro. Su construcción demandó 43 años.

Un monumento privilegiado que vio crecer a la histórica avenida es el Obelisco, ya que fue levantado en la Plaza de la República en 1936 por obra del arquitecto Alberto Prebisch. Con sus 67,50 metros y sus 1800 toneladas es la postal clásica de Buenos Aires y uno de sus lugares desde donde se puede apreciar la magnitud de la tradicional avenida

¿Es la 9 de Julio la avenida más ancha del mundo?

El libro Guinness le quitó esa distinción en 2006, por una de las avenidas icónicas de Brasilia, abierta en 1960. Sin embargo, el debate continúa y parece no tener fin.

La Avenida 9 de Julio es uno de los íconos de Buenos Aires. Y es una “verdad” conocida por todos los porteños, que se trata de “la avenida más ancha del mundo”. Pero, ¿lo es?

No pocas personas han cuestionado la distinción que ostenta la 9 de Julio en los últimos años. Incluso, el célebre libro Guinness de los récords, que durante años convalidó el galardón para la avenida porteña, en 2006 decidió quitárselo sin más explicaciones, y se lo otorgó al Eje Monumental de Brasilia, que conecta la Plaza del Ayuntamiento y la Plaza de los Tres Poderes.

Los números parecen categóricos: el Eje Monumental de la capital brasileña tiene 250 metros de ancho. Nuestra 9 de Julio queda empequeñecida, con sus 140 metros.

Pero, una vez más, los números podrían no decirlo todo

9 atractivos de la Av. 9 de Julio

Arte, arquitectura e historia de los íconos que se pueden observar desde la avenida más ancha del mundo

La calle más ancha del mundo cruza Buenos Aires de norte a sur con los barrios de Retiro y San Cristóbal en los extremos. Con sus catorce carriles en algunos tramos y los 3 kilómetros de largo, su nombre conmemora la fecha de la Independencia Argentina: 9 de julio. Además de ser una de las típicas postales porteñas también reúne importantes lugares para tener en cuenta al caminarla.

1. La majestuosa embajada        

En el extremo norte está el antiguo Palacio Ortiz Basualdo, magnífico edificio de Bellas Artes que desde 1939 alberga a la Embajada de Francia. El edificio fue diseñado en 1912 para Daniel Ortiz Basualdo y sirvió como la residencia oficial del Príncipe de Gales en su visita a Argentina en 1925. Si bien hoy la Embajada es un ícono de la avenida 9 de julio, al momento de la construcción casi se transforma en una víctima. El gobierno francés intervino y evitó la demolición generando que el trazado de la calle fuera ligeramente alterado al original.

Embajada de Francia en Buenos Aireshttps://urielsaino.wordpress.com/category/argentina/embajadas-en-buenos-aires/

 

La ONU reconoce a las ISLAS MALVINAS como territorio Argentino

 

Historias del Obelisco

Historias del Obelisco: su obra se cobró una iglesia y casi fue demolido en 1939

 

Ícono de la ciudad de Buenos Aires, fue construido en 1936 con motivo del cuarto centenario de la primera fundación de la ciudad.

 

Al igual que la Torre Eiffel de París, y que la Estatua de la Libertad de Nueva York, el Obelisco es el emblema de Buenos Aires. Nadie se imagina la ciudad sin él: es el lugar donde el porteño celebra toda clase de victorias nacionales, o donde se hacen los reclamos que parecen más justos. Sitio de piquetes y festejos populares, el Obelisco ha sido intervenido por performances de artistas o indiscriminadamente vandalizado.

También se ha transformado en escenario de rock y de orquestas de música clásica. Parte del ser argentino, fue sin embargo duramente criticado cuando, cual espada refulgente (según el poema de Baldomero Fernández Moreno que está impreso en su cara sur, surgió como símbolo de la Buenos Aires moderna tras años de demolición y transformación del área circundante. La Plaza de la República y la Avenida 9 de Julio, las Diagonales Norte y Sur y el ensanche de calles como Corrientes y Belgrano se materializaron en la primera mitad del siglo XX como importantes gestos urbanos en que la gran aldea se convirtió en metrópolis

https://www.lanacion.com.ar/turismo/historias-del-obelisco

 

Basílica de San Nicolás de Bari (Buenos Aires)

 

La Basílica de San Nicolás de Bari es un templo religioso de estilo Academicista francés ubicado en la ciudad de Buenos AiresArgentina, en honor a San Nicolás de Bari.​ La capilla original fue construida en 1733, por iniciativa de Domingo de Acassuso (quien ya había mandado a construir la actual Catedral de San Isidro, ubicada en el partido homónimo, en la Provincia de Buenos Aires), en la esquina de lo que actualmente es Avenida Corrientes y Carlos Pellegrini. Fue reconstruida en 1767, hasta que fue demolida en 1931, debido al ensanche de la Av. Corrientes. El 29 de noviembre de 1935 fue inaugurado el edificio actual (ubicado en Av. Santa Fe 1352) y dos años más tarde, en 1937, fue elevada a Basílica menor.

El 23 de agosto de 1812 se izó, en la vieja iglesia, por primera vez la bandera nacional en la ciudad de Buenos Aires, con motivo de un acto religioso

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Basilica

 

Atención al Turista

Encontrá recomendaciones útiles en los Centros que están distribuidos en puntos estratégicos de la ciudad.

https://turismo.buenosaires.gob.ar/es/recorrido/atencion al Turista

La Ciudad de Buenos Aires, entre las 30 urbes más sexis del mundo

La compañía internacional de viajes Big 7 Travel publicó la lista de las ciudades más sexis del globo y ubicó a la capital argentina en el 15° puesto. “La capital mundial del tango es intrínsecamente sexy. El romance y la pasión emanan desde las calles de Buenos Aires”, aseguran los expertos de viaje. La lista completa.

“El tango es probablemente la cosa más sexy que dos personas pueden hacer con la ropa puesta, y como la capital mundial del tango, Buenos Aires es intrínsecamente sexy. El romance y la pasión emanan desde las calles de Buenos Aires, o el París de América del Sur”, aseguran los especialistas

Pasajes de Buenos Aires

4 pasajes de Buenos Aires para descubrir paseando por los barrios

 

Un ejemplo son esas zonas donde la ciudad parece adentrarse en una manzana. Esos pasajes o viviendas colectivas que hace más de 130 años fueron concebidas para albergar a la incipiente inmigración y que resistieron el paso del tiempo y todos los boom inmobiliarios a fuerza de tradición, estilo y otras razones de mayor peso. Lo explica el arquitecto Rolando Schere, autor de un libro titulado precisamente Pasajes (Editorial Colihue, 1998), que reúne muchos detalles de unos 50 de estos recodos porteños -que los parisinos llaman passages-, pero también de Córdoba y Montevideo

 

“El origen del pasaje responde al paso de una ciudad colonial, de muy poca densidad a una de mayor concentración urbana por la inmigración que se da a partir de 1880 y las manzanas comenzaron a dividirse en medios o cuartos”, señala. Las grandes casas coloniales de tres patios con servicios comunes se subdividieron; surgieron las casas chorizo (de terrenos más angostos y una sucesión de habitaciones a lo largo de patios) y luego, por la necesidad de los dueños de grandes terrenos en cul de sac o que formaban una L o U o pasantes (iban de lado a lado de un cuarto de manzana), las viviendas colectivas para densificar en horizontal.

https://www.lanacion.com.ar/sociedad/4-pasajes-de-buenos-aires

Cinco pasajes porteños que son máquinas del tiempo

 

Se trata del Roverano, el “Rue des Artisans”, el San Carlos, el Olleros y el Arribeños. Residenciales, comerciales, abiertos o de acceso privado, muestran cómo se modernizaron el Centro y los barrios.

 

Cuesta poco evocar al autor de El Principito, Antoine de Saint-Exúpery, subiendo presuroso estas escaleras en la década de 1930 para retirar cartas de la Compañía Aérea Nacional y llevarlas hasta la Patagonia en su monoplano.

Es que el ajetreo de Avenida de Mayo al 500, en pleno Microcentro, se quedó afuera. Aquí, en el Pasaje Roverano, que conecta esa calle con Hipólito Irigoyen, uno puede (jugar a) manejar el tiempo. Puede frenar.

 

En realidad, los pasajes porteños más lindos, céntricos –como el Rue des artisans (calle de los artesanos, en francés), en Retiro, o el Arribeños, un rincón neocolonial prácticamente en el Barrio Chino de Belgrano–, tienen hoy el mismo corazón de remanso. Quizás, porque la mayoría resistió embates más directos que los del trajín cotidiano, embates como los de los boom inmobiliarios. Se parecen a viejos curtidos, sabios.

https://www.clarin.com/ciudades/pasajes-porteno

Pasajes ocultos de Buenos Aires: las leyendas de los pasillos, callecitas y cortadas que conservan el encanto porteño

 

Cerca de 500 pasajes se distribuyen por los 100 barrios de la Ciudad. El espejado, el del fantasma de Olmedo, el que inspiró el nombre de una hinchada, el que tiene un acceso exclusivo al subte: las historias y secretos de los más singulares

 Buenos Aires, como colonia española, asimiló las legislaciones promulgadas por la corona para arbitrar, regular y urbanizar la vida social de los imperios nacientes

 

Buenos Aires, como colonia española, asimiló las legislaciones promulgadas por la corona para arbitrar, regular y urbanizar la vida social de los imperios nacientes. Las Leyes de Indias incluían una serie de normativas sobre el trazado cuadricular de las ciudades coloniales: establecía un diseño ortogonal en forma de damero con precisas indicaciones medidas y localizaciones para plazas y establecimientos públicos. En 1530, las plazas de la ciudad debían medir 185 metros de largo por 122 de ancho, las calles no podían superar los doce metros de ancho y el diámetro de las manzanas -divididas en cuatro solares, uno correspondiente a cada familia- oscilaban entre 117 y 122 metros.

https://www.infobae.com/sociedad

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora