Av. 9 de Julio, Buenos Aires

La 9 de Julio, avenida histórica

La tradicional arteria que homenajea a la declaración de la Independencia de la Argentina es un ícono de la Ciudad de Buenos Aires. Sus orígenes, medios de transporte, edificios paradigmáticos y acontecimientos.

La avenida 9 de Julio es un ícono de Buenos Aires que, con su nombre dedicado al día de declaración de la independencia de la Argentina, es paso obligado para todo aquel que quiera llevarse una imagen típica porteña.

La ley N° 8.885 que permitió su construcción fue de 1912 pero se inauguró recién en 1937, bajo la presidencia de Agustín P. Justo, con un trazado de cinco manzanas, desde Bartolomé Mitre a Tucumán. Su creación previó el crecimiento del distrito y estuvo en línea con la ampliación de otras arterias como la avenida Corrientes que para su inauguración ya había ensanchado sus primeras cuadras.

//mapa.buenosaires.gob.ar/#
//mapa.buenosaires.gob.ar/#

Considerada por muchos como “la avenida más ancha del mundo”, lo cierto es que tiene un ancho de 140 metros y en su recorrido une los barrios de Constitución y Retiro. Su construcción demandó 43 años.

Un monumento privilegiado que vio crecer a la histórica avenida es el Obelisco, ya que fue levantado en la Plaza de la República en 1936 por obra del arquitecto Alberto Prebisch. Con sus 67,50 metros y sus 1800 toneladas es la postal clásica de Buenos Aires y uno de sus lugares desde donde se puede apreciar la magnitud de la tradicional avenida

¿Es la 9 de Julio la avenida más ancha del mundo?

El libro Guinness le quitó esa distinción en 2006, por una de las avenidas icónicas de Brasilia, abierta en 1960. Sin embargo, el debate continúa y parece no tener fin.

La Avenida 9 de Julio es uno de los íconos de Buenos Aires. Y es una “verdad” conocida por todos los porteños, que se trata de “la avenida más ancha del mundo”. Pero, ¿lo es?

No pocas personas han cuestionado la distinción que ostenta la 9 de Julio en los últimos años. Incluso, el célebre libro Guinness de los récords, que durante años convalidó el galardón para la avenida porteña, en 2006 decidió quitárselo sin más explicaciones, y se lo otorgó al Eje Monumental de Brasilia, que conecta la Plaza del Ayuntamiento y la Plaza de los Tres Poderes.

Los números parecen categóricos: el Eje Monumental de la capital brasileña tiene 250 metros de ancho. Nuestra 9 de Julio queda empequeñecida, con sus 140 metros.

Pero, una vez más, los números podrían no decirlo todo

9 atractivos de la Av. 9 de Julio

Arte, arquitectura e historia de los íconos que se pueden observar desde la avenida más ancha del mundo

La calle más ancha del mundo cruza Buenos Aires de norte a sur con los barrios de Retiro y San Cristóbal en los extremos. Con sus catorce carriles en algunos tramos y los 3 kilómetros de largo, su nombre conmemora la fecha de la Independencia Argentina: 9 de julio. Además de ser una de las típicas postales porteñas también reúne importantes lugares para tener en cuenta al caminarla.

1. La majestuosa embajada        

En el extremo norte está el antiguo Palacio Ortiz Basualdo, magnífico edificio de Bellas Artes que desde 1939 alberga a la Embajada de Francia. El edificio fue diseñado en 1912 para Daniel Ortiz Basualdo y sirvió como la residencia oficial del Príncipe de Gales en su visita a Argentina en 1925. Si bien hoy la Embajada es un ícono de la avenida 9 de julio, al momento de la construcción casi se transforma en una víctima. El gobierno francés intervino y evitó la demolición generando que el trazado de la calle fuera ligeramente alterado al original.

Embajada de Francia en Buenos Aireshttps://urielsaino.wordpress.com/category/argentina/embajadas-en-buenos-aires/

 

MONUMENTO A FANGIO, PUERTO MADERO

Historias del Obelisco

Historias del Obelisco: su obra se cobró una iglesia y casi fue demolido en 1939

 

Ícono de la ciudad de Buenos Aires, fue construido en 1936 con motivo del cuarto centenario de la primera fundación de la ciudad.

 

Al igual que la Torre Eiffel de París, y que la Estatua de la Libertad de Nueva York, el Obelisco es el emblema de Buenos Aires. Nadie se imagina la ciudad sin él: es el lugar donde el porteño celebra toda clase de victorias nacionales, o donde se hacen los reclamos que parecen más justos. Sitio de piquetes y festejos populares, el Obelisco ha sido intervenido por performances de artistas o indiscriminadamente vandalizado.

También se ha transformado en escenario de rock y de orquestas de música clásica. Parte del ser argentino, fue sin embargo duramente criticado cuando, cual espada refulgente (según el poema de Baldomero Fernández Moreno que está impreso en su cara sur, surgió como símbolo de la Buenos Aires moderna tras años de demolición y transformación del área circundante. La Plaza de la República y la Avenida 9 de Julio, las Diagonales Norte y Sur y el ensanche de calles como Corrientes y Belgrano se materializaron en la primera mitad del siglo XX como importantes gestos urbanos en que la gran aldea se convirtió en metrópolis

https://www.lanacion.com.ar/turismo/historias-del-obelisco

 

Basílica de San Nicolás de Bari (Buenos Aires)

 

La Basílica de San Nicolás de Bari es un templo religioso de estilo Academicista francés ubicado en la ciudad de Buenos AiresArgentina, en honor a San Nicolás de Bari.​ La capilla original fue construida en 1733, por iniciativa de Domingo de Acassuso (quien ya había mandado a construir la actual Catedral de San Isidro, ubicada en el partido homónimo, en la Provincia de Buenos Aires), en la esquina de lo que actualmente es Avenida Corrientes y Carlos Pellegrini. Fue reconstruida en 1767, hasta que fue demolida en 1931, debido al ensanche de la Av. Corrientes. El 29 de noviembre de 1935 fue inaugurado el edificio actual (ubicado en Av. Santa Fe 1352) y dos años más tarde, en 1937, fue elevada a Basílica menor.

El 23 de agosto de 1812 se izó, en la vieja iglesia, por primera vez la bandera nacional en la ciudad de Buenos Aires, con motivo de un acto religioso

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Basilica

 

Visita guiada nocturna: Avenida Alvear

Visita guiada nocturna: Avenida Alvear

Cada 3º viernes de mes, a las 20 h.

Avenida Alvear

Día y horario: cada 3º viernes de mes, a las 20 h
Punto de encuentro: Av. Alvear y Cerrito (Plazoleta Carlos Pellegrini)
Idioma: español
¡Gratis!
En el marco de la Semana de Vivi Francia, recorré la avenida Alvear, donde se destacan las residencias y palacios de estilo francés.

Las visitas guiadas se realizan a pie y se suspenden por lluvia. Se recomienda llegar diez minutos antes.

Enterate de todas las visitas que la ciudad tiene para vos en: visitas guiadas.

Atención al Turista

Encontrá recomendaciones útiles en los Centros que están distribuidos en puntos estratégicos de la ciudad.

https://turismo.buenosaires.gob.ar/es/recorrido/atencion al Turista

Bus Turístico

Image Turismo Buenos Aires


¿Cuándo?
Todos los días de 9 a 17 h, con frecuencia de 20 minutos el circuito azul-rojo y de 30 minutos el verde. No se suspende por lluvia.
¿Dónde?
33 paradas en la ciudad; el punto cero es en Diagonal Norte, av. Pres. Roque Saenz Peña 728.

Si pensás que es imposible conocer todo Buenos Aires, el Bus Turístico te desafía. Con tu ticket de 24 o 48 horas podrás visitar los tradicionales barrios de La BocaSan Telmo y Puerto Madero así como también la zona de Palermo y Belgrano.

La ciudad te propone un recorrido experimental con dos circuitos para que vibres en cada esquina de la misma manera que lo hacen los porteños. No sólo a través de la vista, sino también con una audioguía que acompaña el trayecto contando los detalles de cada lugar y sus sonidos característicos.

Comienza en pleno centro, a pocos metros de Plaza de Mayo. A medida que avanza, podrás ver edificios emblemáticos, lugares históricos, espacios culturales y barrios únicos.

Cada parada es la apertura a un nuevo mundo. Puede ser hacia los colores de La Boca, hacia el pasado aristocrático de la Avenida Alvear o las tradiciones de San Telmo. La diversidad entrega atractivos para todos los gustos y cada turista elige en qué lugar profundizar.

Además, el bus se detiene estratégicamente para conectarte con otras actividades. Si te gusta Palermo, podrás bajarte y aprovechar a pocos metros los Bici Tour BA. O en la parada 6, las visitas guiadas de la Usina del Arte. En la de Recoleta podés bajar y visitar el Cementerio. Cuando termines y quieras retomar el recorrido, los buses pasan cada 20 o 30 minutos, dependiendo el circuito.

El Bus Turístico está todos los días –incluso feriados- desde las 9 hasta las 17 horas. Podés subirte en la estación que prefieras y empezar tu recorrido. Las entradas pueden adquirirse en las boleterías oficiales, en el mismo bus o a través de internet.

¿Qué estás esperando? Si buscás actividades para conocer Buenos Aires, el Bus Turístico debería ser una de tus prioridades.

Para más información, visitá buenosairesbus.com

https://turismo.buenosaires.gob.ar/es/article/bus-tur

Importante: el ingreso al bus se determina por orden de llegada (incluso si ya adquiriste tu ticket con anticipación).

Pato, Deporte Nacional de Argentina

El pato es un deporte ecuestre originario de Argentina, el mismo nació de la mano de los gauchos que practicaban este deporte en sus estancias.

Desde la época de la colonia, y durante todo el siglo XIX, el pato era el deporte más popular para los hombres a caballo y los del campo en la Provincia de Buenos Aires (la cual incluía hasta 1880 a la actual Ciudad Autónoma de Buenos Aires). Utilizaban un pato vivo dentro de una bolsa de cuero con cuatro manijas, y se trataba de un juego muy brusco y fuerte que daba lugar a encuentros sangrientos y peligrosos. Fue prohibido temporalmente, en 1822, en la provincia de Buenos Aires (la cual incluía hasta 1880 a la actual Ciudad Autónoma de Buenos Aires), por Martín Rodríguez, y esta prohibición también fue sostenida durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas. Recién en 1938, cuando se lo reglamentó, dejó de ser tan “sangriento”, dejándose de jugar con un animal real.

Fue declarado oficialmente juego nacional de dicho país (Argentina) en 1953 por el presidente Juan Domingo Perón.

Finalmente, tras varios años de lucha, el 31 de mayo de 2017, el Pato fue declarado juego nacional por la ley 27.368.

Reglamento del juego

Un jugador consiguiendo un tanto. La cancha (o “potrero”) debe ser perfectamente llana y estar cubierta de grava o césped. Sus dimensiones son: largo entre 180 y 220 metros, ancho entre 80 y 90. Los aros, de un diámetro de un metro, están ubicados en la línea de fondo, montados verticalmente sobre postes de 2,40 m. El reglamento indica que cada aro (o “arco”) debe poseer una red de 1,40 m de profundidad. El “pato” en sí es de cuero, con cámara neumática, y posee seis asas; suele ser de color blanco. Su diámetro, de extremo a extremo, es de 40 cm. Su peso máximo es de 1.250 g.

Los caballos usados en el pato de competencia son ejemplares del llamado caballo criollo, de hasta 1,45 m de alzada.

Cinchada.

 

Los ocho jinetes comienzan el juego en posiciones prefijadas. El equipo que posee el pato avanza hacia la línea final para arrojar al aro y así concretar un tanto.

Un jugador recogiendo el pato.

Los jugadores de ambos equipos tienen derecho a recoger el pato cuando éste se halla en el suelo, lo que exige un gran dominio del caballo y una gran fortaleza física. Quien se hace con el pato puede pasarlo a un compañero (“cachetear”) o cabalgar rumbo al aro. Durante la cabalgada, se deben respetar ciertas reglas destinadas a evitar accidentes y preservar la competitividad. Notablemente, existe la obligación de asir el pato con la mano derecha y extender el brazo derecho; el pato es así “ofrecido” al rival, que puede intentar asir el pato y robarlo mediante la “cinchada” (el no “ofrecer” es una infracción llamada “negada”).

La cinchada es el elemento característico del pato, y él es apasionante. Dos jinetes cabalgan a plena velocidad tomando el pato de un asa cada uno; mediante tirones limpios, intentan hacerse con el pato. Nótese que quien “ofrece” siempre cincha con su mano derecha; la mano que no cincha debe tener las riendas. Durante la cinchada está prohibido apoyarse en la silla. El pato requiere un caballo entrenado y una gran agilidad por parte del jinete para recoger, cinchar, cachetear y convertir.


https://es.m.wikipedia.org/wiki/Pato_(deporte)